COMENTARIO extenso DEL CUENTO

"LAS BABAS DEL DIABLO" de Julio Cortázar

 

Introducción

Estructura

Tiempo

Narración

Estilo

Conclusión

 

Introducción : En el comentario de la obra de Julio Cortázar y concretamente en el cuento "Las babas del diablo", es imprescindible tener en cuenta la transformación de la realidad en todos los puntos se su exposición, pues implica un doble enfoque que lo impregna todo: "Julio Cortázar hace que Michel, obsesionado con la fotografía ampliada en la pared, descubra la realidad detrás de la experiencia. Al cinematizar la fotografía, Michel participa de la acción que había engendrado del deseo y la dislocación de sus sentidos"

Artículo " Lo maravilloso en la realidad cotidiana" de la obra "¿Es Julio Cortázar un surrealista" (pg123) de Evelyn Picon Garfield

Así pues menos la dicotomía realidad / ficción en esta técnica surrealista, aceptando, claro está, que ambos mundos están dentro de la literatura. Pasamos así a la literatura de Oscar Hahn sobre los "mundos comunicantes, en donde el mundo de la realidad es el marco y el de la ficción es el mundo enmarcado; "en las babas del diablo", el mundo enmarcado es una ampliación fotográfica"

 

Artículo: "Julio Cortázar en los mundos comunicantes" de Oscar Han del libro "Julio Cortázar (pg. 335) edición de Pedro Lastra

De aquí sale el problema de la identidad que afecta tanto a los personajes como al narrador y sus consecuencias en la estructura

El contenido de este relato se puede resumir de la siguiente manera: Michel, un fotógrafo de París, impide la corrupción de una mujer a un niño y que es observada por un hombre, aliado de esta, gracias a una fotografía que les acaba de hacer, lo que permite huir al niño. Ya en casa del fotógrafo-protagonista, ampliada la fotografía en la pared, los personajes allí retratados toman vida, repitiéndose la situación. Ahora Michel es amenazado por el hombre, el cual, como se sugiere asesina al primero.

Estructuremos este relato partiendo de la distinción entre el momento de la narración y lo que es la historia, como también haremos al analizar el tiempo y el espacio.

1ª parte (hasta el párrafo cinco incluido)

Pertenece al mundo de la narración: al cómo (p.1), quién (p.2), y el porqué (p.3) se narra. En el p.4º se nos adelanta el tiempo y el espacio referente al mundo de la historia, para luego expresar (p.5º) las dudas y conjeturas, constantes en el relato, sobre lo dicho en los tres primeros párrafos y sobre lo que pueda venir.

2ª parte (hasta el párrafo 22 incluido)

Es la historia del relato aunque con continuas referencias (alusiones a las nubes) y digresiones, que pertenecen al presente de la narración. Esta segunda parte se subdivide en:

    1. hasta el párrafo 19 incluido: Michel sale de la habitación hacia la isla, retrata a la pareja, que da pie a la huida del niño y a la consiguiente discusión entre el hombre, a mujer y Michel, el cual se acaba yendo.
    2. hasta el párrafo 22 incluido: De nuevo en la habitación, amplía la fotografía, que va recobrando vida y en donde se introduce el protagonista que parece ser asesinado.

3ª parte (párrafo 23)

Se vuelve al momento de la narración de la primera parte. El final tiene referencias posteriores a la narración.

 

Para mayor claridad en el tratamiento del tiempo seguiremos con la división hecha para estudiar la estructura:

En el tiempo de la narración, momento en que escribe el narrador protagonista, predomina como es natural el presente, como vemos en la primera y tercera parte, pero también en la segunda cuando se reflexiona sobre algún aspecto de la historia:

"Entre las muchas maneras de combatir la nada, una de las mejores es sacar fotografías…" "Ahora mismo (que palabra, ahora, que estúpida mentira) es donde se nos sugiere que es imposible determinar el momento en que ocurre el cuento"

"Las armas secretas" Cátedra, página 126

Nota del editor que se refiere al tiempo de la historia. Pero siguiendo en la narración, en la tercera parte, encontramos también esa indeterminación en el tiempo: "Ahora pasa una gran nube blanca, Como todos estos días, todo este tiempo incontable"

"Las armas secretas" Cátedra, página 126

Indeterminación que resulta ser justo un mes como se nos avisa, antes de comenzar la historia, el propio narrador-protagonista: "domingo siete de noviembre, justo un mes atrás…" y en ese retroceso nos ecotramos con el tiempo de la historia en donde logicamente predominará el pasado: "Ahora mismo … podía quedarme.." tiempo este más propicio para contar dado que es donde se registra una mayor amplitud de formas: "lo que tenía que pasar, lo que tenía que haber pasado, lo que hubiera tenido que pasar en ese momento". La combinación de tiempos es constante gracias al juego de interpretaciones y conjeturas entre la realidad y la ficción que comentábamos en la introducción. Ejemplo de ello, lo tenemos en el párrafo 13: "El chico había llegado… o quizá el chico llegó antes… El resto era fácil porque estaba ocurriendo… El muchacho acabaría por pretextar una cita … o bien se quedaría…" Todo ello nos lleva a las palabras de S. Jakfalvi:

"La conjetura domina el relato, que fluctúa entre el detalle concreto y la irrupción de lo imaginario que puede tener tanta validez como los hechos. La ambigüedad de las situaciones están marcadas, además, por el manejo del tiempo, que fluctúa, en general, entre un pasado no muy lejano y un presente que señala la atemporalidad, y un potencial que recupera el pasado, aparte de los frecuentes superposiciones y saltos"

Enlazando con las dicotomías anteriores y siguiendo a S. Jakfalvi, se nos dice que "En Las babas del diablo hay por lo menos dos realidades:

Lo real frente a la ficción y a las conjeturas. Y en estos dos mundos es donde hay que estudiar el espacio.

Si bien en el momento de la narración, es la habitación del protagonista Michel la que ocupa ambos mundos, en la historia podríamos hacer la siguiente división.

 

 Todo ello se combina a lo largo de relato: tiempo y espacio, realidad y ficción, narración e historia, y que podemos comprobar en las siguientes palabras del narrador-protagonista:

"…bajemos por la escalera de esta casa hasta el domingo siete de noviembre, justo un mes atrás…"

 

Narrador:

Respecto a la problemática del punto de vista, es la primera duda la que se nos presenta el relato ya en su comienzo: "Nunca se sabrá cómo hay que contar esto, si en primera o en segunda, usando tercera del plural o inventando continuamente formas que no servirán de nada". La alternancia de puntos de vista nos lleva a desenlaces infinitos que vemos a lo largo de toda la obra.

Y a esta pregunta de cómo narrar, le sigue la de quién es el narrador. Retomando de nuevo las palabras de S. Jakfalvi nos dice que "es el lector que nuevamente tendrá que resolver o renunciar a decidir quién es el verdadero relator de esa experiencia"

Op. citada. Cátedra. Prologo (pg.43)

Se pueden ver tres narradores; los dos primeros en primera persona, y el tercero en tercera persona.

        1. Michel, el protagonista: continuos ejemplos a lo largo del relato
        2. El objetivo de la cámara. Esta identificación con el mirar la encontramos en las palabras de Michel: "…cuando miramos una foto de frente, los ojos repiten exactamente la posición y la visión del objetivo" y más adelante añade "…y entoces se me ocurrió que me había instalado exactamente en el punto de mira del objetivo"
        3. Op. citada. Cátedra (pgs 123 y 135)

          Esta identificación aumenta ya casi al final, cuando, al invertirse el orden entre la realidad y la ficción, el protagonista dice sentirse prisionero "de ser nada más que la lente de mi cámara"

          Op. citada. Cátedra (pgs 138)

        4. Narrador omnisciente en tercera persona. Es también algo constante en el relato. Sabe todo de todos los personajes

Hay una libertad de alternancia en la primera y tercera persona a la hora de cómo narrar la historia

Aparecen 4 personajes que son descritos tanto por sus propias palabras, pensamientos y actos como lo que nos dice el narrador omnisciente física y psíquicamente.

Michel es el personaje-protagonista que más aparece en el relato, tanto de sus pensamientos y actos como lo que nos dice de él, el narrador omnisciente: " Roberto Michel… " (p. 6), "Michel es puritano…" (p.20) "Michel se bifurca…" (p.10)

De entre todos los personajes es Michel el que mejor y más se contempla desde todas las perspectivas, lo cual nos plantea el problema de la identidad que se mueve entre conjeturas. "Abarcar la realidad total desde perspectivas múltiples… es entrar y salir de Michel en Las babas del diablo a fin de autocontemplarse"

Es Julio Cortázar surrealista? Evelyn Picon Garfield.

Capítulo: "La ubicuidad y el desdoblamiento" pg.178 Madrid, edit. Gredos 1975 (1ª edición)

El niño que aparece, entre otros, descritos en los párrafos 9 y 12 es siempre una pieza muy importante en Cortázar. "En gran parte de su obra existe la perspectiva del niño o el interés y simpatía por el adolescente, quien deja atrás la niñez y se aventura en los desengaños del mundo adulto (…) la curiosidad erótica de la adolescencia aparece en Las babas del diablo "

Es Julio Cortázar surrealista? Evelyn Picon Garfield.

Capítulo: El hombre-niño pg.178. Madrid, edit. Gredos 1975 (1ª edición)

En estos personajes, al igual que en el espacio, hay intercambio de identidades: Niño/Michel: los dos acaban llorando (p.22) o los dos llegan a huir: hilos de la virgen - babas del diablo (p17 y p. 18)

El lado negativo lo ocupa la mujer (p.11) y el hombre (p.9) que intentan corromper al niño y agredir a Michel.

El estilo es claro y sencillo pero muy elaborado. La abundancia de conjeturas fuerza el empleo de los condicionales, y el empleo de cambio de perspectivas junto a los saltos del tiempo nos muestran un Cortázar que domina el verbo a la perfección así como el lenguaje en general.

El surrealismo también lo encontramos en este apartado, no sólo en el uso de las imágenes ("el látigo de plumas") sino en la concepción sobre la palabra que no debe describir mundo sino crearlo y concretizarlo; de ahí que haya que buscar las palabras perfectas, aunque sean las "palabras injustas".

"Las armas secretas" Cátedra, página 128 y 129

Esta búsqueda de la expresión exacta de la realidad la encontramos en Michel que "lucha con las palabras continuamente"

Es Julio Cortázar surrealista? Evelyn Picon Garfield, pág. 211

"Nunca se sabrá cómo hay que contar esto, si en primera persona o en segunda, usando la tercera persona del plural o inventando continuamente formas que no servirán de nada. Si se pudiera decir: yo vieron subir la luna, o nos me duele el fondo de los ojos, y sobre todo así: tú la mujer rubia eran las nubes que siguen corriendo delante de mis tus nuestros vuestros sus rostros. Qué diablos"

"Las armas secretas" Cátedra, p.1

Podemos concluir diciendo que el relato a través de la multiplicidad de lecturas (p.16) se llega a la finalidad del relato: las interpretaciones de la vida

Esta imposibilidad de una interpretación pura ( "todo mirar rezuma falsedad" dice el narrador en el párrafo 10) está íntimamente unido al surrealismo que impregna la obra de Cortázar.

Un elemento imprescindible para el desarrollo y comprensión de este relato es la obsesión que dentro del surrealismo "descubre una realidad interna que lucha por salir"

Es Julio Cortázar surrealista? Evelyn Picon Garfield. Cap: "La obsesión" pág. 45

"Michel, el protagonista que vive en París, se parece al autor por ser intérprete y aficionado a la fotografía. Michel interrumpe una escena de seducción al sacar fotografías de una mujer y un joven. Amplía sólo una foto y la coloca en la pared. Le atrae obsesivamente hasta que la foto empieza a moverse y le revela, cínicamente, la forma de la verdadera seducción. La mujer usa un fingido enmascaramiento hacia el joven para entregarlo a un viejo que espera en un coche. Mientras se desarrolla esta acción en la pared, Michel penetra en la escena para ayudar escapar al adolescente de las garras del hombre, y regresa posteriormente a la tranquilidad de su habitación ya con su propia obsesión exorcizada. Había sido actor en su teatro de crueldad aceptando el papel que le hizo realizar sus deseos y temores, y, de esta manera, efectuó una catarsis."

Es Julio Cortázar surrealista? Evelyn Picon Garfield. Cap: "La obsesión" pág. 51 y 52

También en este relato aparece otro tópico negativo cortaziano: la libido monstruosa (párrafos 15, 16 y 18) que nos lleva a ese teatro de la crueldad, donde, como dice el narrador en el párrafo 22, lo real es peor que la imaginación. Y de ahí que haga falta esa catarsis o depuración mental, una huida "como hilo de la virgen" (p17) que también se llama "babas del diablo" (p.18)

 

[Posición anterior]