Volver portada
PROYECTO BARAÑÍ
criminalización y reclusión de mujeres gitanas
Comentarios
descarga
índice
bibliografía
ficah técnica
 

 

Cap. 2
2.1 APUNTES SOBRE LA SITUACIÓN DE LA COMUNIDAD GITANA EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA.
Mitos y realidades que influyen en la criminalización de las mujeres gitanas

introducción

Nuestro proyecto tiene como objetivo analizar la situación de las mujeres gitanas en relación con el sistema penal español. Partimos de un hecho, la enorme representación de mujeres gitanas en las cárceles españolas, y de una afirmación, esta sobrerepresentación indica un importante fracaso social, y requiere tomar en serio importantes iniciativas para transformar esta situación.

En el capitulo "Mujeres gitanas y procesos de selección penal" veremos los principales mecanismos que intervienen en los procesos de selección del sistema penal, que, como se ha dicho, produce la sobrerepresentación en las cárceles de los grupos más pobres y excluidos del conjunto de la sociedad. En este capítulo se analizan algunos de los rasgos de la situación de la comunidad gitana en la sociedad española, que pueden influir, en mayor o menor medida, en que la actividad delictiva este presente en ese contexto. La relación entre la comunidad gitana y la cultura dominante, como veremos, está plagada de practicas discriminatorias "cotidianas", de estereotipos negativos, y de impedimentos para hacer valer sus rasgos culturales, sus formas de economía, etc. Las mismas prácticas discriminatorias, estereotipos e impedimentos, que sitúan a una parte importante de la población gitana en un contexto de pobreza e inseguridad, están presentes en los procesos de criminalización, a través de los cuales la sociedad castiga con gran dureza a la franja más excluida de la comunidad gitana, por actuaciones a las que, en cierto modo, ha sido empujada.

Antes de nada, queremos constatar la diversidad y heterogeneidad del mundo gitano, pues uno de los problemas que trataremos a continuación es la visión que se suele tener, desde la sociedad paya, de un mundo gitano estereotipado y basado en creencias unificadas y tremendamente planas, que tienen poco que ver con la realidad.

Uno de los estereotipos mas extendidos en la sociedad es la identificación del gitano o la gitana con "el/la criminal". Este mito ha provocado una defensa lógica entre los gitanos y las gitanas, a los cuales, tratar el tema de delito dentro de su comunidad, les provoca bastante inquietud, ya que puede reforzar este poderoso mito. Sin embargo, el delito entre la comunidad gitana existe, igual que existe en la sociedad en su conjunto, y la criminalización y la cárcel, en este momento, están afectando gravemente a un número importante de gitanos y gitanas, en una dinámica que no ofrece alternativas reales y efectivas, ni para la comunidad gitana ni para el resto de la sociedad.

Sin embargo, antes de adentrarnos en la exposición de las circunstancias que influyen, tanto en la criminalización como en la actividad delictiva de una parte de mujeres gitanas, es preciso recalcar que la gran mayoría de las gitanas y los gitanos, al igual que el resto de la población, generalmente respetan las normas de la sociedad. (1)

Las circunstancias que analizamos a continuación tienen que ver con el hecho de ser pobres, ser gitanas y ser mujeres.


1. Sobre los niveles de actividad delictiva, dentro de ciertos colectivos, y la consecuente caracterización de tales como grupos criminales, nos parece útil recordar una cita de Mark Twain: "No conozco ningún grupo que sea criminal por naturaleza, con la posible excepción de la clase política". Como dato objetivo, podemos afirmar que, dentro de la población encarcelada - que no es necesariamente un fiel reflejo de quien comete delitos en la sociedad, como ya se ha dicho - las mujeres gitanas obtienen una representación de 300 sobre 100.000. Este porcentaje, siendo alto, sigue siendo bastante más bajo que el nivel de reclusión de la población norteamericana (670 por 100.000). Sin embargo, nadie intentaría utilizar esta estadística para concluir que los norteamericanos son un pueblo criminal por naturaleza. Este ejemplo no pretende minimizar la importancia de la actividad delictiva en cuestión, sino ejemplificar su utilización para tachar a ciertos colectivos como desviados.


arriba
siguiente

 

| índice | capítulo 1 | capítulo 2 | capítulo 3 | capítulo 4 | bibliográfia | ficha técnica | ilustraciones |

PROYECTO BARAÑÍ
S. Cosme y S. Damián 24, 1º. 28012 Madrid
Tel: 915277894 / 915318904 / 915277742
29 de febrero de 2000